Parques ladrilleros y canteras de materias primas

Desde la provincia de Buenos aires, nos escribe un ladrillero amigo:

El sector ladrillero artesanal se caracteriza por ser una economía de subsistencia, de bajo nivel de condiciones de vida, escasa tecnificación y desfavorables condiciones de comercialización. Presenta una gran dispersión de productores, los que con su actividad aportan un emblemático material de construcción, mediante la utilización de una gran cantidad de mano de obra poco calificada, que con prácticas inadecuadas, provocan el deterioro del medio ambiente.
¿Cuáles son las herramientas con las que se debe abordar esta realidad compleja, para producir un círculo virtuoso que tenga como consecuencia el mejoramiento de la situación de este sector?

En este sentido el Estado debe tomar la iniciativa utilizando instrumentos específicos a corto y mediano plazo como son: la creación y puesta en funcionamiento de Parques Ladrilleros (PL) para la localización de los productores y la gestión de Canteras Habilitadas (CH) de materias primas, para el aprovechamiento de esos recursos.

Parque ladrillero (PL)
¿Qué es un parque ladrillero?
Se trata de un predio que presenta las condiciones adecuadas para la fabricación sustentable de ladrillos y otros productos de cerámica roja.  La ubicación geográfica del PL es el aspecto fundamental. Se debe ubicar, de acuerdo al Ordenamiento territorial (OT) , a una distancia adecuada de las áreas urbanas (mínimo 3 Km.), cerca de rutas de acceso, para permitir la entrada y salida de cargas que no interfieran con otras actividades.
Como no es compatible con la cercanía a viviendas familiares, es una actividad que no se puede realizar en un medio urbano por lo que las viviendas quedan excluidas del predio del PL.
Al presentar un trazado planificado del que resultan un número determinado de  lotes, permite que cada ladrillero desarrolle su producción en su parcela. Puede haber en el PL  diferentes personas física o jurídicas: un micro emprendedor, o una pequeña empresa con varios empleados, o un consorcio de micro, pequeños y medianos productores o trabajadores que se agrupan en cooperativas.
Como en el PL no se realiza extracción de la materia prima, los yacimientos serán explotados mediante canteras que deben ser aprobados por la autoridad de aplicación (municipio, provincia)
Para el abastecimiento de materias primas se debe prever la explotación de uno o más yacimientos de materiales arcillosos y áridos en las cercanías.
La cantidad de establecimientos y el potencial de producción de cerámica roja (ladrillo y afines) tienen que estar en relación a la  cantidad y calidad de los recursos minerales de la zona.
Debe existir una demanda de estos bienes, dada por la presencia de un conglomerado urbano, en un radio que permita afrontar los costos de flete y que haga viable económicamente a esa actividad.
Las ventajas del establecimiento de un PL son:
•    Permite reunir en un solo predio a los productores de esa actividad.
•    Relocaliza productores instalados inadecuadamente
•    Obtiene la habilitación municipal en forma automática
•    El agrupamiento físico de productores permite compartir las obras de infraestructura y mejoras en las instalaciones, que realizan el sector privado o estatal, (La construcción de caminos, instalación de fuerza motriz, abastecimiento de agua, comunicaciones, así como acciones referidas a servicios en común: acopio de materias primas, uso de hornos eficientes, auto elevadores, vehículos, entre otros).
•    Se puede incorporar eficientemente programas de mejoramiento de la calidad, realzar capacitaciones, estudios de impacto ambiental de acuerdo a normas vigentes.
•    Elimina la competencia desleal porque los precios se mejoran por la aplicación de técnicas de comercialización conjuntas.
•    La sociedad se beneficia, pues la actividad se realiza en una forma totalmente transparente y legal (social, laboral, seguridad, higiene, impositiva y demás)

Cantera Habilitada (CH)
Es función del estado alentar cualquier actividad que se ajuste a las condiciones fijadas por una planificación territorial y aprobar los estudios de impacto ambiental correspondientes.
De acuerdo a la normativa vigente, la extracción de materias primas con destino a la fabricación de ladrillos artesanales es considerada una actividad minera. Esta operación y las emisiones a la atmósfera de los hornos,  son las actividades ladrilleras que mayor impacto producen en el ambiente, por lo que el Estado -a través de la autoridad de aplicación- tiene que prever, reglamentar, habilitar y controlar la explotación de yacimientos.
Mediante la interacción entre los municipios y los productores se debe centralizar, planificar, controlar, prever y remediar las consecuencias de la actividad de extracción porque ésta no puede ser realizada por pequeños emprendimientos ladrilleros dispersos,  y como el cuidado del ambiente es mucho más simple y menos gravoso cuando la actividad que se efectúa en la cantera es organizada y administrada desde su inicio.
La gestión de este recurso debe ser coordinada, cruzada con entidades locales que tengan a su cargo realizar obras de infraestructura (por ej. canalizaciones, rutas, obras de ingeniería, movimiento de suelos, etc.)  y cualquier otra tarea similar para evitar la duplicación de esfuerzos y hacer uso de los recursos con el menor grado de impacto negativo.

Observaciones
Si cualquier emprendedor quiere trabajar, debe encontrar en el PL las mejores condiciones para desarrollar su negocio en forma sustentable. Por otro lado se puede y debe desalentar esta actividad donde el ordenamiento territorial del municipio no lo tenga previsto
En el ámbito de un PL, la cercanía física de los productores, hace viable la incorporación por ejemplo, de un horno con una escala de producción y tecnología que permite minimizar fuertemente la emisión, a la atmósfera, de contaminantes y fundamentalmente lo mas palpable en el bolsillo, la economía de combustible.
Los pequeños productores individualmente difícilmente puedan avanzar en estos aspectos.
.
El foco de la idea es la factibilidad técnica de compartir infraestructura, maquinarias y procesos, mejoras que los hará progresar por la cercanía en un mismo terreno de un ladrillero con otro.
Varios productores pueden usar un horno eficiente y no necesariamente tienen que tener un vínculo contractual estrecho, es mejor, pero no es imprescindible: Dos productores pueden ser socios, pero al estar a kilómetros de distancia uno del otro no podrían compartir ni una pala.
El otro aspecto ambiental importante es el impacto negativo de la extracción de materias primas. Si una veintena de ladrilleros desparramados hacen pozos para sacar tierra de cualquier lugar se produce en el corto y mediano plazo el estropicio que solemos observar.
Por otro lado, la explotación de una cantera en forma racional con el correspondiente informe de impacto ambiental, la explotación planificada, la remediación de los cambios del paisaje, con la utilización de maquinas y vehículos adecuados, no puede ser abordada por un pequeño productor. Luego, y aún cuando la cantera sea única y los productores se encuentren dispersos esto, también encarece y dificulta el abastecimiento.
Distinto es si el lugar de acumulación es único, en el PL, pudiéndose acumular la materia prima para varios meses de producción, como corresponde desde el punto de vista técnico.
Obviamente, como todas estas acciones requieren de gestión por lo menos en los primeros tiempos, hace falta la intervención del Estado a través de los Municipios.

 (*)Ordenamiento Territorial (OT)
El OT regula el uso del territorio, definiendo los usos posibles para las diversas áreas en que se ha dividido el territorio, ya sea el país, las provincias o los municipios.
El OT se define como un instrumento que forma parte de la política de estado sobre el Desarrollo Sustentable.
Orienta la regulación y promoción de la localización y desarrollo de los asentamientos humanos, de las actividades económicas, sociales y el desarrollo físico espacial, que tiene en consideración criterios ambientales, económicos, socioculturales, institucionales y geopolíticos, a fin de hacer posible una adecuada calidad de vida.
Dentro del área de potencial actividad industrial una parte se asigna a la actividad ladrillera.
Como esta herramienta se aplica en los municipios, se delimitan zonas con aptitud para la actividad industrial, y otras como las de aptitud para la actividad de extracción del recurso minero que es la arcilla y los áridos,  imprescindibles para la actividad ladrillera.
En una pequeña localidad donde no existe la industria, un parque ladrillero es un sector que, paulatinamente se puede ir transformando en un parque industrial, y conforme avanza la tecnificación de las ladrilleras, se redimensionan los emprendimientos usando menos proporción de terreno y más superficie cubierta (Galpones).

Alfredo Inocencio    inoalf@gmail.com

Etiquetas: , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: