Ciudad Darío

Tierra de poetas… y ladrilleros

Orlando Valenzuela
Es una alternativa de trabajo para cientos de darianos ente la falta de empleo. Desde la construcción de los grandes palacios de los faraones egipcios, imponentes castillos medievales, fastuosas mansiones del Renacimiento, modernos edificios y hasta el más humilde ranchito levantado en las zonas rurales de Nicaragua, el barro siempre ha sido la materia prima por excelencia en la elaboración artesanal de ladrillos cocidos, conocidos en nuestro país como ladrillos rojos o de cuarterón.

Utilizando casi las mismas técnicas de fabricación de ladrillos de la antigüedad, don Henry Ruiz Velásquez explica que ésta es una actividad que ayuda al desarrollo de la construcción, tanto de viviendas como de proyectos sociales de otra índole, y a la vez una alternativa de trabajo para muchos jefes de familia que se encontraban en el desempleo.

Don Henry cuenta que desde la edad de 8 años, él empezó a oler el barro en la fábrica de un señor del pueblo donde trabajaba trasladando ladrillos recién hechos al horno, pero que a los veinte años pasó a ser propietario de su propio taller.

Ahora, después de 31 años de trabajar de sol a sol, don Henry no sólo es propietario de una fábrica con dos hornos, uno con capacidad para 15,000 ladrillos y el otro para 24,000 en cada quema quincenal, sino que también es dueño una estimable clientela que por décadas conoce de la calidad de su producto.

“El trabajo es pesado y aburrido —explica— pero si no fuera por estas ladrillerías la situación sería difícil, porque cada fábrica genera empleo por lo menos a unas treinta personas, entre trabajadores, acarreadores de tierra, transportistas, leñeros, intermediarios y demás personas involucradas en el negocio”, dice.

En el municipio de Darío existen unas cuarenta fábricas de los ladrillos, la mayoría de ellas instaladas en las afueras del casco urbano de la ciudad, cuya producción es utilizada para pequeñas construcciones familiares, como casas, muros, tapias y hasta proyectos habitacionales del Fise y otras instituciones estatales.

Por lo barato del ladrillo de cuarterón, entre C$0.40 centavos y C$1.20 la unidad, en Ciudad Darío, que cubre con su producción demandas de todo el Norte del país, la industria artesanal de ladrillos de barro cocido seguirá dando trabajo a los constructores y artesanos como don Henry, que de lo único que se lamenta es de la falta de un banco que les dé apoyo financiero para ofrecer un mejor producto.

Nicaragua

Primeramente llamada Los Chocoyos, luego Metapa y ahora Ciudad Darío.

Fundación : 25 de febrero 1,920 Extensión: 806 Km² , 48,750 habitantes 75% rural 27,250 votos – densidad: 44 hab/km²



Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: