Un pueblo de Chubut cobra vida gracias a una fábrica de ladrillos

Cushamen, Chubut, Argentina: 19/12/2005

Emprendimientos : en la comuna rural de cushamen viven 2.800 personas, la mayoria mapuches Con apoyo oficial, armaron una cooperativa para que los jóvenes no emigren. La ladrillera ayudará a resolver los daños de las precarias viviendas del pueblo y bajará los costos de la construcción en la zona.

Gente rica la de Cushamen: gente mapuche que soba y trenza sus aperos; que hila y teje las mantas blanquinegras que los defienden del bajo cero patagónico; que cuida con reverencia los instrumentos de la celebración del camaruco. Pero también está pobre, a demasiadas horas de ripio en el desierto, sin electricidad ni agua potable para la mayoría, sin banco ni comercios, sin Internet ni celulares, casi sin teléfonos, y sin otro trabajo que la esquila. El círculo vicioso excluye la esperanza. Por eso, los que logran romperlo y conjugar el futuro, le apuestan a la fábrica de ladrillos.

Dicen en el pueblo que Cushamen significa “lugar de soledad” en mapuzungum, la lengua mapuche, que se trata de recuperar en la Escuela Nº 38 (ver Las artesanías…). En realidad, es un vocablo tehuelche meridional, que quiere decir “quebrado” por el paisaje ralo. Ambas acepciones le calzan a este páramo de viento terroso, donde viven 600 personas en el pueblo y unas 2.500 en los 13 parajes, que aíslan las nevadas. Difícil salir de ahí, con un micro que llega 4 veces por semana desde Esquel, a 250 kilómetros, a $ 30 inaccesibles. A 76 kilómetros, El Maitén queda aún más lejos, unido apenas por la ambulancia, por la camioneta comunal y la buena voluntad del intendente Claudio Turao.

“Desde acá todo cuesta el doble“, diagnostica Claudio Gallardo (36), desde sus cuatro años y medio como único médico del hospital. Su obstinación organi zando rifas y ventas facilitó la ampliación del edificio, la ambulancia, y la creación y capacitación de la Asociación Bomberos Voluntarios de Cushamen, nacida después de los seis incendios con cinco muertos en sus primeros 30 meses en el pueblo.
Su insistencia le valió el ecógrafo portátil con el que rastrilla los 8.000 kilómetros cuadrados de su área, tras los
quistes de hidatidosis que germinan en el 6% de la población: una parasitosis que esparcen los perros y las ovejas, junto con las chivas, la sola fuente de ingresos. Pero el aparato de rayos X hiberna desde hace un año en su embalaje, a la espera de una sala adecuada.

El ecógrafo llegó a través del programa Mi Pueblo, que creó el Gobierno nacional para articular el resultado social de las acciones de los distintos organismos en diferentes regiones del país. Es el mismo camino por el que se levantó la ladrillera, a punto de entrar en producción.

Fueron los vecinos quienes pidieron ayuda para el proyecto. En agosto de 2004, el desborde del río Cushamen había disuelto las paredes de barro de muchas casas, y antes de que el Gobierno provincial comenzara a reponer algunas, un grupo de jóvenes propuso producir ladrillos de adobe, pues cerca del pueblo hay muy buena arcilla. Nadie pensó nunca en comprar ladrillos cerámicos: cuestan 68 centavos porque hay que traerlos desde Neuquén o Mendoza, cuando en la Capital valen entre 11 y 15.

Con ese mismo argumento, el equipo técnico de Mi Pueblo dobló la apuesta: una verdadera fábrica de ladrillos, para abastecer la obra pública de una zona donde, además, en algunas localidades está creciendo la construcción vinculada al turismo.

Levantarla sirvió como escuela de oficios, una de las muchas carencias de Cushamen. Además, los futuros ladrilleros estuvieron una semana en Buenos Aires, para aprender el proceso y visitar otras fábricas. También se los asesoró para que el emprendimiento tome la forma de una cooperativa y, en el futuro, pueda independizarse del municipio, el que tutelará sus primeros pasos.

Pero de los doce jóvenes que viajaron, sólo la mitad estará en el momento de encender el horno, por lo que tendrán que contratar mano de obra. “Están acostumbrados a laburar con un sueldo, no se ponen en el compromiso de que van a ser ellos los que saquen adelante la fábrica”, explica Luis Amigorena (31), un maestro mayor de obra que le puso todas las fichas al proyecto.

Es comprensible, en una zona donde los únicos puesteros con casa de material son los conchabados por Benetton. En cambio, los intendentes de los pueblos cercanos —Gualjaina, Cholila, El Maitén, Epuyén, El Hoyo, Lago Puelo y El Bolsón—, esperan con ansiedad el estreno de Ladrillos Cushamen, que les costarán aproximadamente la mitad de lo que venían pagando.

En un comienzo saldrán 8.000 unidades por día. Pero Amigorena confía en la demanda: “Si se llegan a completar los cuatro hornos previstos, se va a poder abastecer a toda la comarca“. Esto implicará trabajo para mantener casi 50 familias. Y la necesidad de mejorar unas cuantas cosas, empezando por los caminos y las comunicaciones. Quizás entonces Cushamen deje de significar “lugar de soledad”.

Sibila Camps.

scamps@clarin.com

http://www.clarin.com/diario/2005/12/19/sociedad/s-03215.htm

Etiquetas: , ,

2 comentarios to “Un pueblo de Chubut cobra vida gracias a una fábrica de ladrillos”

  1. adolfo Says:

    Que buena idea, dios quiera ya esten trabajando y produciendo ladrillos, espero en alguna oportunidad pasar por el pueblo y visitar la fabrica, mucha suerte a todo los felicito!!

  2. Gladys RAMIREZ Says:

    el trabajo del ladrillero es uno de los mas sacrificados e injustos,debemos trabajar unidos en todo el pais para que esto cambie ,porque es la unica manera posible para el cambio.en Formosa somos 34 cooperativas unidas trabajando para seguir avanzando en este proceso de mejorar la calidad de vida,calidad en produccion y en cantidad ,minimizar el impacto ambiental que causan la ladrillerias artesanales ,y apuntar cada dia a la dignificacion e inclusion social del trabajador ladrillero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: